Autoridades Provinciales de la costa ecuatoriana firmaron Pacto Regional para Enfrentar el Cambio Climático en el Sector Agropecuario

En un acto sin precedentes, en la localidad de Montañita –Santa Elena, los prefectos provinciales de El Oro, Esmeraldas, Guayas, Los Ríos, Manabí y Santa Elena, suscribieron este histórico Acuerdo para hacer frente a los efectos del Cambio Climático sobre las actividades agropecuarias de la Costa del Ecuador, al tenor de las siguientes consignas:
– DESTACAR la importancia del fortalecimiento de capacidades a productores, profesionales e instituciones agropecuarias y sectores vinculados, para evaluar el riesgo climático existente y futuro, que permita impulsar procesos de planificación para el uso y aprovechamiento del territorio con criterios de sostenibilidad y resiliencia, acorde a la normativa nacional e internacional.
– REAFIRMAR la necesidad de una acción proactiva y local para asegurar la sostenibilidad de la gestión ambiental, conservando los recursos naturales y asegurando el desarrollo económico futuro de las zonas costeras, incorporando el cambio climático como eje transversal de las políticas territoriales.
– REFORZAR ACCIONES para desarrollar estrategias territoriales sostenibles, a través de la consolidación de alianzas y el reforzamiento de la coordinación con otros actores – incluyendo organizaciones de la sociedad civil, universidades, centros de investigación, empresas, agencias de cooperación – de múltiples sectores y niveles, integrando una amplia gama de competencias y recursos que se complementan.
– ASEGURAR respuestas al corto y mediano plazo, bajo una planificación de largo plazo tomando las consideraciones del clima para fomentar una base social sólida y comunidades resilientes que promocionen un crecimiento sostenible futuro para los territorios costeros.
– COADYUVAR al diseño y adopción de legislaciones, políticas y programas para promover modelos de mitigación de gases de efecto invernadero y adaptación a los impactos del cambio climático que respondan a la creciente vulnerabilidad de los sistemas de producción agropecuarios.
– FACILITAR Y APOYAR la implementación de los compromisos internacionales y políticas nacionales de respuesta al Cambio Climático a nivel sub nacional, a fin de obtener una participación amplia y activa que permita alcanzar el desarrollo productivo y agropecuario de una manera sostenible y resiliente, considerando el cambio climático y sus impactos.
– COMPROMETER GESTIONES para sumar voluntades, compartir y aprender de las experiencias existentes, trabajar en conjunto por el desarrollo común, construir sobre los importantes avances conseguidos, y redoblar nuestros esfuerzos para mejorar la sostenibilidad de la planificación territorial integrando consideraciones de cambio climático.
– ACUDIR de manera articulada ante organismos de cooperación técnica como el IICA y otros actores del sistema internacional de cooperación para el desarrollo, con el fin de operativizar las consignas descritas en este Pacto, y las acciones que de él se deriven.