Académicos, Banco de Desarrollo Y CONGOPE presentan Observaciones al Proyecto de Economía Circular

 

Nuevos aportes se hicieron al proyecto de Economía Circular y Reciclaje Inclusivo que lleva adelante la Comisión de Desarrollo Económico. Las observaciones a la iniciativa de las asambleístas Elizabeth Cabezas y Doris Soliz fueron presentadas por Leonardo Izquierdo, académico de la Universidad Técnica Particular de Loja, Alex Godoy, experto chileno en Economía Circular, Pablo Íñiguez, representante del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE) y Edwin Miño, director Ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope).

Izquierdo presentó algunas consideraciones, entre ellas, expuso que a la Economía Circular no se la debe considerar como un modelo económico, sino como una forma de vida. Resaltó que en la norma existe confusión de conceptos, y dejó claro que la sostenibilidad no es solo medio ambiente, pues abarca economía, sociedad y ambiente, destacó.

Además, puntualizó que se requieren centros de investigación inmersos en ecosistemas territoriales, así como incentivos públicos planificados. Otro aspecto cuestionado fue la creación del Comité Sectorial de Economía Circular, desde su visión dijo que este sería un ente político y no técnico.

En lo concerniente a la participación de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) indicó que las funciones están enfocadas únicamente en el manejo de residuos. “No se les dirá ni cómo deben hacerlo, ni con qué recursos”, ahí debería existir un incentivo de desarrollo tecnológico y la asesoría técnica especializada, agregó. Finalmente, sostuvo que la normativa debe ser homologada, flexible y ajustada a la realidad.

 

De su parte, Alex Godoy dejó claro que la Economía Circular no es una ley ambiental, sino una política industrial que busca “circularizar” procesos industriales, que como consecuencia conllevan a una reducción en la generación de desechos y a descomprimir la extracción de materia primas, logrando así un menor impacto ambiental.

Los comisionados también recibieron a Pablo Iñiguez, quien indicó que están dispuestos a promover, financiar, apoyar y hacer seguimiento a los distintos proyectos que emprendan los GAD, a partir de esta normativa, con el fin de garantizar la buena utilización de esos recursos.

Sugirió que en la iniciativa se incluya un texto sobre las disposiciones y reglas para la calificación de estos proyectos bajo criterios de ecodiseño o ecoeficiencia. También comentó que sería bueno implementar un artículo sobre las líneas de crédito, el cual debería decir: “Las líneas de crédito son generadas en el marco del desarrollo sostenible que optimiza el uso de los recursos naturales, los cuales serán generados mediante programas y productos a cargo de la entidad financiera pública competente (en este caso el BDE) y sobre la base de convenios multilaterales alineados a los objetos de la presente ley”.

Image may contain: 1 person, screen, office and indoor

Mientras que, Edwin Miño, director del Congope, pidió que se trabaje con una visión territorial. Además, indicó que se debería descentralizar la entrega de recursos, puesto que en ocasiones la cooperación internacional pretende llegar hacia los GAD, sin embargo, es el Gobierno Central quien administra los recursos.

Una vez analizadas estas sugerencias, la Comisión verá la factibilidad de incluirlas en el informe para primer debate.

Fuente: Asamblea Nacional